miércoles, 23 de julio de 2014

Grand Prix 1966. La disección de la pelicula y su rodaje

    Hace muy pocos días ha fallecido, a avanzada edad, el actor James Gardner y ello me ha hecho evocar su papel en la que, en mi opinión, es la mejor película  hecha sobre Fórmula 1 y no me refiero a recientes intentos, sino a una bastante antigua, de 1966, Grand Prix dirigida por John Frankenheimer.
James Gardner (Peter Aron) en una escena en la auténtica nave de la Scudería Ferrari.
 Los monoplazas en montaje detrás, son los 312 de esa temporada
  Esa película me impactó en su momento tanto por su espectacularidad en la gran pantalla de Cinerama, como por poder ver, en color y con tal realismo, aquellos coches, que seguía por las revistas y los escasos reportajes o retransmisiones en la TV, en blanco y negro. 
    Con el tiempo, la evolución de la competición de F1 y sus cada vez mas estúpidas reglamentaciones,
intervencionismo de los órganos federativos y divismo de los protagonistas, me lleva, cuando vuelvo a verla, a tener la sensación de que aquella época, irrepetible, fue la autentica edad de oro de la competición del motor con , eso, sí, unos riesgos y peligros inaceptables hoy día.
 También con el tiempo pude ir descubriendo algo de lo que había de real o de ficción en las imágenes de la película y, ya intrigado con ello, como había sido rodada. Con la participación directa en las escenas fuera de las carreras de campeones mundiales como Hill, Brabham, y pilotos de la talla de Rindt, Stewart, Siffert, Bonnier, Spence, Bondurant, Hulme, McLaren, Amon, etc.
Rodaje de la escenas en la fábrica de Maranello
     Con aspectos tan increíbles como el rodaje en la nave de montaje de los vehículos de competición de Ferrari (con los P4 y los F1 a la vista) o la participación del mismísimo Mauro Forghieri en unas escenas en entrenamientos en Monza
El auténtico 312 y Mauro Forghieri detrás
   Las primeras escenas rodadas con ¡enormes! cámaras on board. Y el piloto que las llevaba...nada menos que un campeón mundial de F1 Phill Hill.

     Por ello, dediqué un tiempo a analizar pausadamente la película y documentar sus escenas, como se rodaron, los coches reales o "tuneados" usados, etc., cuyo resultado podéis ver en el link adjunto y que permite revisionar la película con otros ojos. Es un documento de 56 páginas y 12 megas (sin los anexos)

   Es mi pequeño homenaje a esa gran película y a su protagonista, para siempre Peter Aron.

http://goo.gl/1aYOAU


No hay comentarios:

Publicar un comentario