sábado, 21 de marzo de 2015

Las Ferrari de F1 en el Jarama. Un repaso gráfico (2ª parte 1974-1978)

Los monoplazas del cavallino en la pista madrileña.

Segunda parte 1974-1976-1977-1978

Pintura alegórica del doblete del 74
1974.- Ese año se presentaban los de Maranello en el Jarama con una nueva pareja de pilotos, formada por Niki Lauda y Clay Regazzoni  y con la evolución de la saga iniciada por Mauro Forghieri en 1970, con el 312 B3/74, muy eficaz y competitivo,
aunque en el plano estético era ...chocante, por las grandes tomas de aire para el motor (como los demás coches de esa temporada) y el gran alerón frontal; se decía adiós a la pureza de lineas de los años anteriores, pero ese coche iba dar una inmensa alegría a los aficionados del cavallino, con  la primera victoria en el Jarama (y en España) de la Scudería y, además, haciendo doblete. Fue la primera de las 25 victorias de Lauda en la F1.
   La primera línea de la parrilla fué para Lauda (pole) y Ronnie Peterson (Lotus 72). La carrera se empezó con lluvia, liderada desde la salida por Peterson, seguido por los dos coches rojos, hasta que dejó de llover sobre la vuelta 20 y en el cambio de neumáticos, los de Ferrari demostraron su experiencia en Sport y colocaron a sus dos pilotos delante, posiciones que nadie podría disputarles en las 60 vueltas restantes.
   Fué la primera de las dos victorias de los coches rojos en el Jarama.
Las enormes tomas de aire dinámicas que proliferaron esa temporada y algunas más 
hasta su prohibición (con lío incluido, en el Jarama, precisamente, en el 76.
La salida: En primer término Clay Regazzoni (4ª en parrilla, 2ºal final), 
delante la parte trasera del coche de Lauda, detrás vemos el McLaren de Fittipaldi 
y tapado por Rega, el Lotus de Ickx. Detrás de Fitti, el BT44 de Reutemann


Lloviendo, primera vuelta en Le Mans: Peterson, Lauda, Rega, Ickx ,Fittipaldi
El pit stop de Lauda, tras cesar la lluvia, para cambiar de neumáticos
que se realizó con un tiempo "récord" en su box y salió a la pista como líder.
En Bugatti. Simbólica foto de un Ferrari ,de camino a una victoria, 
en la curva donde dos ediciones antes se había consumido en llamas
Lauda enfilando Pegaso 
Lauda ya líder destacado, en Le Mans




El 312 B3 traza Ascari obediente a las manos de Niki
Lo que tantos años habían esperado los tifosi
Un exultante Luca di Montezemolo, en su primer año dirigiendo el equipo, 
salta ante la llegada de Lauda al banderazo del Conde de Villapadierna, Director de la carrera


1976.- Ferrari presentó en el Jarama el 312T2 con sus características tomas de aire laterales, por delante del copick, adaptación a las nuevas normas que, entre otras, suprimían las tomas de aire elevadas. Era una evolución del 312T que ya había ganado las tres primeras carreras del campeonato (Dos Lauda y una Regazzoni). Fué una carrera polémica por la descalificación final del McLaren por excesiva anchura de su alerón trasero (aunque más tarde le repusieron la victoria) y difícil para Lauda, que unos días antes se había fisurado un par de costillas tras un accidente al volcar con un tractor agrícola y, aunque dominó la primera parte de la carrera, su inferioridad física le acabó pasando factura, perdiendo esa posición en favor de los dos McLaren de Hunt y Mass, y terminó en la segunda posición tras la retirada de éste.
       Al acabar la carrera, Lauda  tuvo que ser asistido de urgencia ya que una de sus costillas rotas se había desplazado y había riesgo de perforación de un pulmón. A pesar de que su estado físico fué un hecho divulgado por toda la prensa, motivo de una enorme polémica en la italiana, y muy comentado en aquellos días curiosamente,... o no tan curiosamente, se oculta en la reciente película Rush, centrada en una versión del duelo Hunt-Lauda de aquella temporada. 
      Era un año muy prometedor para los tifossi, pero este percance y el terrible, meses después, accidente de Nurburgring, le costaron a Lauda repetir el campeonato mundial.

Lauda se adelanta y llega claramente primero  Le siguen Hunt (McLaren), Depailler 
(con el Tyrrell P34 de 6 ruedas), Mass (McLaren) y Brambilla (March) por el arcén. 
Detrás vemos los dos Lotus negros de Andretti y Nilsson y, tapados por el público, el Ferrari 
de Regazzoni y Lafitte (Ligier) detrás de Mass. 
2956
Lauda y Hunt tras la salida
parrilla1
Lauda, Hunt, Brambilla y Depailler en la primera frenada.
0004
El duelo inicial, Lauda delante seguido de Hunt....Duró mientras Niki aguantó con sus costillas rotas. Al final, una estaba desplazada, con riesgo de perforarle un pulmón

gp_espana_76jarama
Lauda seguido de Hunt, primera mitad de carrera
lauda
Lauda en Farina
lauda para recortar
Otra de Lauda, ya rezagado ,...sufriendo con su costilla
lauda&rega77
Los dos Ferrari 312 T2 de Lauda y Rega..
regaespaa76yt7
Clay Regazzoni y su 312T
fotosjaramanikilauda
Lauda y el 312T en boxes, bajo la mirada de Mauro Forghieri
otros usos de un 312T
Otra aplicación del 312T.....mesa de picnic
1976-lauda y moss tv
Entrevistado por S.Moss para la TV, Niki explica sus problemas con las costillas. 
Problemas físicos que condicionaron su carrera
lauda 2


1977Aunque era año impar, tras la accidentada y luctuosa carrera de 1975 en Monjuich, se quitó a éste del calendario y el GP de España pasó a disputarse en exclusiva en el Jarama . 
         En Ferrari continuaban con el exitoso 312T2, diseño integral de Mauro Forghieri, quizás el último ingeniero total de la F1 ya que de él partió la saga del motor de V12 a 180º, el chasis y su aero y la caja de cambios transversal. Los pilotos eran Carlos Reutemann y Niki Lauda,..... pero a éste se le volvió a complicar su participación en la pista madrileña en misma mañana de la carrera, durante el warm up, con un insoportable dolor le obligaba a detenerse rápidamente tras tres vueltas. El examen médico revelaba una lesión en el costado y Lauda no tenía más remedio que renunciar a correr. Si se relaciona este incidente con el hecho de que el año pasado corrió en el Jarama con ... ¡una costilla rota!, no hay duda que es una desagradable coincidencia. Se habían clasificado 3º (Lauda) y 4º (Carlos).
     La carrera la ganó Andretti con un insolente dominio al volante del Lotus 78, que ya escondía los secretos de un wing car aunque, entonces, la competencia todavía andaba despistada y entretenida con las faldilla, pero se achacaba su superioridad en curva ....al diferenciál! 
      Reuteman quedó segundo.
Carlos Reutemann- Ferrari 312 T2, deslizando en la salida de Bugatti.
Gran estampa de este Ferrari 
Reutemann y el 312T2- Segundos en la carrera


Lauda en su 312 T2 en los entrenos del viernes
1978.-- El año de la eclosión del genial invento de Colin Chapman, los wing-car, con un tranquilo paseo para los Lotus 79. Los Ferrari, penalizados por la anchura de su B12, perdían las ventajas y superioridad de agarre mecánicas que le daba su bajo centro de gravedad y centrado de masas con su caja de cambios transversal, en detrimento de la sustentación negativa del aire que circulaba por debajo del coche y se expandía en los difusores traseros, concepto que maximizó Lotus ese año arrasando a la competencia.
     En el Jarama se presentaba la Scudería con Carlos Reuteman y el inolvidable Gilles Villeneuve que tenía aquí su primer contacto con el circuito madrileño, donde cerraría con broche de oro, tres años más tarde, la participación del Jarama en el campeonato de F1. Se calificaron 3º y 5º, aunque ya a más de un segundo de Andretti. En carrera Gilles acabó 10º y Carlos en las vallas de Le Mans en la vuelta 57. 


Reutemann, a la izquierda y detrás Gilles, 
Salida: Hunt toma la delantera sobre Mario y encabezará las primeras
vueltas. Siguen Reutemman y Watson y detrás de ellos se adivina a Laffite .
Peterson, que estaba segundo en la parrilla, sale mal y le vemos (una esquina
de su Lotus negro) ya dos filas por detrás de Watson. Pasará 9º en las
primeras vueltas, aunque logra remontar y terminar segundo. 
Primera curva. Encabeza Hunt  que lideraría las tres primeras vueltas,
 con Andretti a su lado. Detrás de Hunt, los dos Ferrari y detrás de Andretti , Watson.


Tras un excelente comienzo de carrera, los Ferrari perdían comba, debiendo
detenerse al haber exigido demasiado de sus neumáticos delanteros. Luego,
Reutemann pasaría por un terrible momento al no poder frenar en los
cerrados virajes de Le Mans. Menos mal que las "redes" probaron su eficacia

Reutemann sale del coche ileso
Gilles 5º en la parrilla de salida, delante de Lauda (Brabham Alfa) 
La familia de Gilles. El pequeño Jacques ya mostraba maneras...
Gilles trazando con su habitual estilo.
Gilles Villeneuve corría por primera vez en el Jarama 
Su punto final aquí es imborrable 


La serie de post sobre el tema

No hay comentarios:

Publicar un comentario