viernes, 29 de abril de 2016

Fresado y reposición en conservación de firmes de carreteras: Algunas soluciones cuando menos discutibles


        En las actuaciones de conservación de los firmes de carreteras, una solución muy habitual es la de remover la capa, o capas, deterioradas mediante un fresado de una cierta profundidad y la reposición con nuevas mezclas bituminosas del espesor fresado, actuación comúnmente denominada de fresado y reposición (FyR). Suele actuarse de modo que se eliminen las áreas deterioradas, bien por franjas si el deterioro está longitudinalmente muy localizado sin afectar a todo la anchura del carril, o bien de modo continuo en todo el ancho de uno o varios carriles, frecuentemente en el de vehículos pesados, cuando hay más de un carril por sentido ó en el caso de autovías, dado que es dónde el deterioro se presenta antes o es más acusado. En su caso, pueden ir acompañadas de otras medidas complementarias para subsanar la causa del deterioro como, por ejemplo, pueden ser las de drenaje.
        Además de actuar en la anchura del carril deteriorado, incluso puede llegar a darse un ligero sobreancho, para asegurar que no quedan zonas agotadas, o próximas a ello, en los bordes de la actuación o en el interior de las curvas, si la trayectoria del tráfico pesado en ellas así lo indicase. Por ello, algunas actuaciones que no siguen estos principios resultan llamativas, teniendo en general pocas posibilidades de éxito.

martes, 26 de abril de 2016

De como un tractor, sí, un simple tractor, influyó decisivamente en un campeonato mundial de Formula 1


Lauda muestra sus vendajes 
     ¿Es posible que pueda un tractor influir decisivamente en un Campeonato mundial de Fórmula 1? .
     Pues sí, no es una frase provocadora, ya que algo así ocurrió en la temporada de 1976 y el título fué a parar, por 1 solo punto de diferencia, a las manos de James Hunt, que totalizó 68 puntos frente a los 68 de Niki Lauda; pero, sin la intervención de un tractor, con toda seguridad, el Mundial hubiese terminado con 66 puntos en el casillero de Hunt y 71 en el de Lauda. Esta es la historia de la carrera cuyo resultado fue condicionado .....por un tractor.

lunes, 11 de abril de 2016

En el transporte del asfalto existe vida más allá de los camiones volquetes, de caja basculante. Otras soluciones, a veces, más adecuadas

     Para llevar la mezcla asfáltica en caliente desde la planta de fabricación hasta su lugar de empleo, de modo común y mayoritario se utilizan camiones volquete.
     Pero no siempre es el mejor sistema, en especial cuando hay limitaciones de gálibo que limitan o impiden el basculamiento de la caja para realizar la descarga con un rendimiento y calidad aceptable (caso de túneles, aparcamientos subterráneos y sus accesos, etc) o también en el caso de pequeños actuaciones, con extendidos manuales, con descarga unitarias de flujo muy pequeño.
    Para estos casos, pero también como  de empleo general, existen alternativas, menos conocidas por no ser de uso en nuestro país, con otros tipos de vehículos, especializados para el transporte de mezcla asfáltica, que no precisan elevar la caja para hacer la descarga