lunes, 28 de abril de 2014

Conflicto entre infraestructuras de transporte: una destroza a la otra pero la repara inadecuadamente


Cuando una digna o estupenda carretera de la red local, de baja intensidad de tráfico, se sobrecarga para construir otra infraestructura con obras de gran magnitud, suele ocurrir que se superen prematuramente los límites del tráfico previsto en su proyecto y el firme, incapaz de soportar aquello para lo que no fué dimensionado, como es natural, se rompe, obligando a su reparación o rehabilitación mucho antes de lo previsto por la administración responsable de esa carretera.

El problema surge cuando su reparación se realiza por administraciones y empresas causantes del daño, pero ajenas a la carretera, que aplican “sus” técnicas, sin respetar la tipología estructural existente.

Es el caso de la carretera OU-114, de acceso a una pequeña localidad de la provincia de Ourense, Campobecerros y al Parque Natural del Invernadeiro, cuyo firme tenía muy buen estado, fruto de un reciente acondicionamiento hecho en 2008/2009, constituido por capas granulares y una última capa de mezcla bituminosa, en principio acorde con la baja intensidad de tráfico que generaban las localidades a que da servicio y las visitas al Parque. 

Pero esa estructura de firme, a todas luces, ha resultado incapaz de soportar el repentino aumento de tráfico de vehículos pesados generado por el transporte de materiales para la construcción de los tramos de la LAV y se ha llegado en grandes zonas al final de su vida útil, con aparición de desperfectos y destrozos que cuestionan la vialidad, seguridad y confort de sus usuarios.
Estado de la OU 114 en 2013 [Ayuntº de Castrelo do Val]
Las necesarias actuaciones de reparación  se han llevado a cabo, pero de un modo errado, que altera de un modo insólito la tipología del firme y condiciona gravemente las necesarias actuaciones de rehabilitación futura de la carretera. Los saneos y reparaciones se han hecho con ....hormigón!.

Hace unos días un viaje por la carretera mostraba varios kilómetros con abundantes zonas "reparadas" y el deterioro progresivo de las no reparadas aún, llegando en algunos casos a situaciones verdaderamente peligrosas, como se muestra en las fotos que siguen.



Llegamos a la curiosa situación de que la Administración responsable de una infraestructura de transporte, como es ADIF, gran consumidora de los pocos recursos presupuestarios disponibles, es la que deteriora y gestiona la rehabilitación de los daños causados a la otra infraestructura de transporte, la humilde carretera, la gran olvidada y damnificada en general en inversiones en conservación de sus pavimentos. El problema radica en la aplicación las empresas de los contratos de ADIF de la solución más a mano para ellas, pero técnicamente errada, como es la de bacheos con hormigón.

Una solución de rehabilitación muy adecuada, como seria la de reciclado in situ, queda descartada ante la variabilidad de "fresabilidad" del espesor del firme. La diferencia de rigideces se reflejaría en fisuración en un eventual refuerzo, etc

Resulta sorprendente y una auténtica aberración y poco entendible  la aparente permisividad de la administración responsable de la carretera ante este desaguisado técnico.

En general el deterioro de las carreteras de la red local con motivo de la ejecución de las obras de esta otra nueva infraestructura de transporte ha sido objeto de comunicados y noticias frecuentes, de las se reseñan algunas. Así, el año pasado, el estado de deterioro de la carretera OU 114 ya llevó a las autoridades locales a elevar sus quejas a la comunidad Autónoma para que "intercediese" ante las empresas de la infraestructura de ADIF.

Otras noticias:
"LA DIPUTACIÓN ELEVARÁ LOS AVALES QUE PIDE A LAS CONCESIONARIAS Y LAS INSTA A REPARAR EL DETERIORO. Los daños por obras del AVE afectan a 11 vías provinciales 

Adif obligada a reparar daños de las obras del AVE

Otro aspecto, cuando menos curioso, es que los áridos que se transportan por la OU-114 para los hormigones se producen y transportan por empresas portuguesas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario